»

Ubicación actual:

Inicio | Archivos | Texto | Prensa | Viento En Pop

Argentina Mode en InstagramActualizaciones del SitioArgentina Mode en InstagramArgentina Mode en TumblrArgentina Mode en Google+Argentina Mode en YoutubeArgentina Mode en TwitterArgentina Mode en Facebook

 


Viento En Pop
Entrevista a: Nota general
Revista: Soy Rock
Por: Roque Casciero / Cecilia Salas
Fecha: Noviembre de 2009

Sub-Navegación «
Recortes Periodísticos

Conferencias/Anuncios

Entrevistas

Galería de Imágenes

Radio

Lanzamientos

Video clips

Conciertos

Documentos

Exclusivas

Electronic Press Kits
Proyecciones - Tours

Versiones Bare

Presentaciones en TV

 

 

Imágenes

 

 

 

 

Transcripción


Viento En Pop
Dos días, cuatro escenarios, decenas de artistas, centenas de canciones, miles de personas y un festival que ya es un clásico: el Perfonal Fest. No pare, sigue y sigue...

Martin Gore toca la guitarra, sólito, como si quisiera que el espíritu de Johnny Cash (que dejó grabada una versión inolvidable de la canción) se apoderara de Dave Gahan para hacer "Personal Jesús". Pero cuando llega el primer estribillo, ese sonido de agujero negro -como si el audio se tragara a sí mismo en un segundo- anuncia desde los teclados de Andy Fletcher que, sí, esta es la banda que supo conjugar como ninguna el synth pop con el rock de guitarras. La canción explota casi orgásmicamente. Uno de tantos picos de placer en el concierto con el que Depeche Mode regresó a Buenos Aires quince años después de su debut. Pero ya no queda tiempo para más: pasaron dos horas desde que Gore entró con su traje de lentejuelas plateadas, Gahan con su saquito -que le duró tres temas- y Fletcher, como siempre, con su campera deportiva y sus anteojos de oficinista. Las canciones nuevas (como la magnífica "Wrong") encajaron perfecto con las clásicas, aunque fue lógico que éstas levantaran a la multitud: "Enjoy the Silence", "I Feel You", "Question of Time" (con el cantante convertido en un trompo alocado), "Policy of Truth"...
La puesta fue austera, pero la pantalla que cubría todo el fondo del escenario del Personal Fest fue aprovechada con ingenio y buen gusto para complementar lo que los cinco músicos (trajeron un tecladista más y un batero... ¡con doble bombo!) ofrecían con sus performances. Gore, que cantó tres temas, fue objeto de miles de aplausos porque los depecheros saben que de su cerebro y su corazón salieron esas canciones en las que conviven la búsqueda espiritual, la imaginería sadomasoquista, los cuestionamientos morales y amorosos, y una música que revolucionó más de un criterio sobre lo que está bien o mal hacer con un sintetizador. Pero Gahan, con su voz algo averiada y todo, es el encantador de serpientes, el que puede poner a 40 mil tipos a mover los brazos al unísono sin pronunciar palabra, y el que usa su garganta para ponerle alma y carne a las creaciones de Gore. Algo así como la síntesis perfecta*
 

 

 
 

Todos Los Derechos Reservados © 2005 | Home

Webmaster | Créditos | Arriba