»

Ubicación actual:

Inicio | Archivos | Texto | Prensa | Más Vale Tarde Que Nunca, Llega DM

Argentina Mode en InstagramActualizaciones del SitioArgentina Mode en InstagramArgentina Mode en TumblrArgentina Mode en Google+Argentina Mode en YoutubeArgentina Mode en TwitterArgentina Mode en Facebook

 


Más Vale Tarde Que Nunca, Llega Depeche Mode
Nota a: Depeche Mode
Diario: Pagina 12
Por: Esteban Pintos
Fecha: Jueves 7 de Abril de 1994

Sub-Navegación «
Recortes Periodísticos

Conferencias/Anuncios

Entrevistas

Galería de Imágenes

Radio

Lanzamientos

Video clips

Conciertos

Documentos

Exclusivas

Electronic Press Kits
Proyecciones - Tours

Versiones Bare

Presentaciones en TV

 

 

Imágenes

 

 

 

 

Transcripción


Más Vale Tarde Que Nunca, Llega Depeche Mode
El cuarteto británico tocará mañana en Vélez su música para ¿las masas?
Los números soporte serán Babasónicos -que reemplaza a Fabiana Cantilo- y Juana La Loca. Asociado de pleno con la movida tecno de los 80, pero en rigor bastante más cerca hoy del eclecticismo oscuro de U2, un grupo que tuvo aquí fanáticos irreductibles debutará mañana en Buenos Aires, liderando en el estadio de Vélez otro paso de su "Devotional tour".


Como sucedió en 1992 con B 52's y en 1993 con Duran Duran, el desembarco de Depeche Mode en la Argentina, que se concretará mañana en el estadio de Vélez, parece destinado alienar un vacío -acaso imposible- para una porción importante del público musical argentino. Al igual que en las actuaciones de aquellas dos bandas símbolos del pop fácil reinante en los años ochenta, el desembarco de DM se producirá cuando otra estética y otros sonidos, en general más crudos, campean en la escena mundial del rock. Si bien su propuesta actual tiene un atractivo artístico poderoso -eso está sintetizado en el último Songs of FaTth and Devotion-, es innegable que, para las mayorías, el cuarteto británico identi-" ficado primariamente con lo que difusamente se conoce aquí como música tecno debutará en Buenos Aires mucho después del momento en que tuvo esplendor masivo en la Argentina. Eso sucedió en la segunda mitad de la década pasada, cuando una constante difusión radial y un período de cierta recesión del rock clásico de guitarras eléctricas posibilitaron que fuera considerada una banda potencialmente atractiva para el consumo del público joven local. Tal vez loque ocurrió con los Erasure -dúo sostenido musicalmente por Vincent Clarke una vez que se alejó de Depecjie Mode- sea una comprobación de lo afirmado: a principios de 1989, completó la capacidad del mismo escenario de Liniers con miles de adolescentes que por entonces estaban subyugados por la marcha en las disco de moda y escuchaban con fervor la FM de Radio del Plata, la Z95. La imagen difundida aquí de Depeche Mode en los tiempos de Music for the masses, quizá por el physique du rol de los músicos y sobre todo por algunos exitosos simples de difusión radial, distaba bastante de la realidad. Desde el disco debut Speak and spell (1980), con puntos altos en los posteriores Construction time again del '83 y Black celebration del '86, quedaba claro para los oyentes atentos que siempre se trató de una banda que no se quedó en los ternas pegadizos y se permitió recorrer los mismos caminos de la exploración tecnológica que descubrió en los setenta el grupo alemán Kraftwerk. Así, en muchos momentos de esos registros quedaban de lado los costados plenamente bailables y festivos -por ejemplo los hits "People are people", "Strange love" y "Just can't get enough", que también figuran en primer plano en el registro en vivo y en el largometraje 101 del '89-, para sumergirse en composiciones más complejas, de tonalidad oscura y con síntomas depresivos. El penúltimo registro, Violator, del '90, marcó el comienzo de un tiempo de cambios estéticos y musicales. Tres años después apareció el notable Songs of fairh and devotion, que produjo la definitiva reanimación conceptual de lo esbozado anteriormente, incluso a partir de la mutación de la imagen de sus integrantes. El pelo largo y la barba de Andy Fletcher una clara muestra. Pero más que nada, la mutación de los Depeche Mode se advierte en el giro que dieron en el rumbo musical, mucho más cerca-' no que antes a la combinación entre las bases bailables y los ritmos mas tradicionales como el soul. Por ejemplo, la bellísima "Condemnation". la crudeza eléctrica de "I feel you" y la marcha de "Walking in my Shoes". "In your room" y "Rush". Estas tienen cierto parentesco con el concepto presente de los U2. Ese material, justamente conforma el núcleo del Devotional Tour que esta llegando a Buenos Aires más vale de que nunca.

 

 

 
 

Todos Los Derechos Reservados © 2005 | Home

Webmaster | Créditos | Arriba